Pego una fotografía de una estación de tren en la pared de la oficina


Los únicos lugares democráticos de esta ciudad son los cines porno.

Igualdad: por ciento cincuenta pesos (incluyen los condones), una pareja (sin importar edad, color, aspecto) puede acceder. Nadie dijo que los derechos ciudadanos son gratis.
.
Tolerancia: no se juzga un ojo chueco, la calvicie, el exceso de gordura. Nadie dijo que el estado no necesita la obscuridad.

Libertad de expresión: ruidos varios, posiciones varias, proposiciones varias. Nadie dijo que el sonido de la película sería más alto que el sonido ambiental.

Oportunidad: puedes hacer y lograr lo que sea, por supuesto respetando el no de los otros. Nadie dijo que en los cines porno no se citara a Camus: ¿qué es un hombre rebelde?, un hombre que dice no.

Libertad de tránsito: cambias de butaca, de fila, de pareja, de parejas. Nadie dijo que aquí habría una dictadura.

---

Pienso en penes sucios,
en penes con verrugas,
en penes fragantes,
en penes circuncidados,
en penes olorosos a orina,
en penes enormes y venosos,
en penes rosas,
en penes con demasiada leche,
en penes negros y amargos,
en penes diminutos,
en penes temblando,
en penes blancos y larguiruchos,
en penes fuertes,
en penes bonitos,
en penes que no saben a nada.

---

Recuerdo ciertas pesadillas de la infancia:
Un presidente negro: apocalipsis.
Un papa nazi: siete trompetas.
Ciudades inundadas, puentes inundados: ruptura de sellos.
Derrumbe de torres, de muros: Juan en Patmos.
Manipulación científica sobre la vida: los mil cuatrocientos cuarenta justos.
Pecados contra la carne: la bestia que es muchas bestias.
McDonald's, Strarbucks, Kentuckys al rededor del planeta: pesadilla y broma de Warhol.

3 comentarios:

dèbora hadaza dijo...

pues si muy muy apocaliptico y sin embargo democratico

saludos

Anónimo dijo...

Yo solo pienso en el tuyo.

El Andrei dijo...

yeahh!!

Elefante
,,
costasinmarcostasinmar