leo revistas de 1980























el papel quebradizo
el aroma de lo que sobrevive
siento comezón en las manos
los ojos arden


salgo de la biblioteca


mi piel destruida
el aroma de quien se pudre
en unos meses si alguien desea tocarme
tendrá que hacerlo con guantes y cubreboca











2 comentarios:

Sarco Lange dijo...

Ayer fui a tu hemeroteca y aspiré las mismas revistas, fue la coca del viento.

Anouk A. dijo...

Hay algo que sale de los libros y nos destruye los pulmones en las bibliotecas

Elefante
,,
costasinmarcostasinmar