No entendí el guión, pero me gusta


En un cuento:
El que no ha dado todo no ha dado nada.

Al final de una cinta:
Lo que no se da se pudre.

En la película que más veces he visto:
- Soy un podrido.
- Aquí no queremos podridos.

---

Pienso en tres maneras de llamar a un hombre que duerme en una banqueta:

Precavido: dormir en la avenida sería fatal.
Torpe: su cuerpo está sobre varias líneas, al despertar se convertirá en chango.
Astuto: Sabe que recordaremos la escena última de Inland Empire.

---

Itinerario:

Despierto.
Me lavo el rostro, las axilas, el culo, el pene y los dientes. No me baño pues no hay gas.
Me visto.
Me despido de la mujer que finge dormir en la orilla de la cama.
Abro la puerta; camino; subo al camión, bajo; abordo el metrobús, salgo; camino a la oficina.
Seis horas en el escritorio, interrumpidas por viajes a la cocineta y al baño.
Cambio un cheque; escucho el disco nuevo de los Chemical Brothers; leo el Ultimates y el Wolverine.
Pago la renta (con doce días de retraso).
Hablo con la dueña, le informo que en diciembre me mudo.
Leo en la biblioteca de la que fue mi preparatoria.
Viajo hora y media para llegar a una casa donde una mujer finge que duerme en la orilla de la cama.
Intento comunicarme con ella: teléfono, gritos, invocación tántrica. No funcionan.
Regreso a mi casa en taxi.
Escucho en el radio el himno.
Por momentos agradezco la programación de Ibero.
Duermo mal.

---

En un manuscrito de Carver:

Le dijo que se fuera a la verga.
Y que se va a la verga.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

como todo lo que haces se va a la verga? tu alma cuándo se fue?

Anónimo dijo...

también eres gordo y escribes asqueroso como tus amigas las gordototoooootas. ¡gordos unidos jamás serán vencidos!

setenta sesenta cincuenta dijo...

No les hagas caso la verdad no escribís mal, nada más sos un amigo de boutique, pero escribir si se te da...

Elefante
,,
costasinmarcostasinmar