a pesar de tener el cuello juntos un instante










busco lo que enturbia la lisura
el reinicio de la médula


el viernes extrae las arterias de los sábados


te creo estéril de infinitos
en un supermercado abundante de ciruelas


así el desarmarse de parábolas
la aparición de la tráquea
los días frente al horno que no funciona









1 comentario:

Yvonne dijo...

Te leo atenta y con sorpresa, entendiendo por dentro tus poemas sin ser casi nunca capaz de comentarlos, pero aquí estoy leyendo.
Abrazos :)

Elefante
,,
costasinmarcostasinmar