Eso, ¿qué?, güey.



Un niño entra al baño de la escuela. Es la primera vez en la que no hay nadie, siempre había encontrado a otros niños. Mientras baja el ziper del pantalón tiene una idea: mojar las puertas de los wáteres, los muros y el piso (en ocasiones los niños tienen ideas absurdas).
Regresa al salón.
Tres días después se dirige al baño a la misma hora. Tiene la verga afuera. Siente el chorro en el glande. Está por orinar una pared. Se detiene: piensa: ¿qué, si llega el prefecto y me acusa con el maestro y llama a mis padres? ¿qué, si levantan un reporte, me suspenden, me expulsan?
Orina en el mingitorio.



Un hombre cada semana se reune con otros hombres a planear acciones contra el actual sistema económico-político-social (en ocasiones los hombres adquieren conciencia).
Hablan de distintos métodos para organizar pequeños grupos de obreros y campesinos. Regularmente se escucha que el cambio pretendido está cerca. Algunas semanas discuten movimientos más radicales, pero quedan descartados por considerlos sin un fin claro, carentes de una ideología coherente. El hombre cuando esto sucede al regresar a casa, piensa (y no es el único en hacerlo): ¿qué, si descubren estas reuniones y estos planes? ¿qué, si la policía, el ejército nos vigila? ¿qué, si me torturan y matan a mi familia?
Pasan los años. El hombre espera que dentro de poco su organización logre acuerdos con otras organizaciones y el cambio comience.



----


2 de enero del 2010
Reuters

Ayer a las tres de la tarde estallaron cuatro aparatos explosivos en distintos Wall-Mart de la ciudad de México. El incidente causó la muerte de 79 personas y 104 heridos. El gobierno mexicano mediante el Secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, anunció la apertura de una investigación que permita la captura de los perpetradores del hecho. "Es un asunto de suma importancia, no podemos permitir que el terror nazca y se difunda en la ciudad más grande del país. Así que usaremos todo el poder del gobierno para atrapar a los asesinos de estas 79 personas", declaró el funcionario. El primer peritaje señaló que los explosivos utilizados son de fabricación casera, por lo que de primer momento se ha descartado un ataque del narcotráfico y de los distintos grupos insurgentes del país.



---


Existen hombres que no persiguen ningún fin, que sólo quieren ver el mundo arder.


---


2 putos días!!!!!!!
creo que mi dieta de galletitas de avena me está pudriendo el cerebro

3 comentarios:

Pyramid singer dijo...

Vamos a estar en el mismo espacio que el ojo de Yorke. Es cosa de horas!

Anemonas y Medusas dijo...

wey me estan gustando estas nuevas cosas q estas escribiendo. . .

chingon el 2010 también y maravilloso:
"Existen hombres que no persiguen ningún fin, que sólo quieren ver el mundo arder".

Perrin¡ necesitas cel, posiblemente me descuelgue al rock de Nortec

Abrazo!

dèbora hadaza dijo...

si si si, la cita es muy buena pero es del "caballero de la noche" ya sé que se vale pero...

si si si, chido texto te lo juro qu está chido sin embargo... ´prefiero que orinen en las paredes a que maten gente que no la debe ni la teme...

si si si que mocha pero te aseguro que estar a pasos de los bombazos no resulta tan atractivo, y menos si te queman.

si si si, escribes bien, pero ¿quieres ver el mundo arder?

saludos desde la torre de una iglesia, nah que, desde mi casa y es muy temprano para comentar.

Elefante
,,
costasinmarcostasinmar